Antes de salir a navegar; el máximo responsable de la embarcación, el patrón, debe realizar una serie de comprobaciones para garantizar una singladura perfecta.

  • Consultar la predicción del tiempo.
  • Asegurar el combustible y agua potable para el trayecto.
  • Tener a bordo las cartas náuticas de la zona actualizadas.
  • Revisar el funcionamiento correcto de todos los equipos de comunicaciones a bordo.
  • Examinar: el estado de las baterías y tomas de corriente, los sistemas de achique, las luces de navegación….
  • Inspeccionar: el equipo de propulsión, los equipos de navegación y gobierno, equipo de seguridad, sistema contraincendios, reflector radar, radiobaliza, etc….
  • Disponer de la documentación del barco en regla.
  • Sin olvidar tener siempre a bordo: chalecos salvavidas para cada tripulante, anclas, cabos, linternas, pilas de repuesto….

 

Y ante todo, la ilusión de navegar por Ibiza y Formentera.